sábado, 20 de octubre de 2007

"Monumentos naturales y parajes singulares de Granada"

"Monumentos naturales y parajes singulares de Granada"El pasado día 16 se presentó de la Sala de Exposiciones de Caja Granada el libro de Arcadio Egea García, "Monumentos naturales y parajes singulares de Granada", publicado por la editorial Comarex.El objetivo de este libro es dar a conocer los principales monumentos naturales y enclaves singulares de la provincia de Granada a todos los aficionados al senderismo. Se trata de 30 excursiones con recorrido previo en coche y posterior paseo a pie, a través de sendas y caminos de la naturaleza local. La obra ya está a la venta en las librerías al precio de 20 euros y ha sido publicada por editorial Comares.
El libro está dirigido a todos los amantes de la naturaleza que deseen disfrutar de recorridos de tipo medio. Esta guía proporciona gran cantidad de datos, planos y fotos para facilitar al máximo la realización de las excursiones. En una provincia como la de Granada, en la que disponemos de cinco parques naturales y un parque nacional, es muy fácil poder disfrutar de estas maravillas. La idea del libro surgió al comprobar que existen diferentes grupos formados por Monumentos y Parajes, de enorme belleza, aún desconocidos para muchos aficionados al senderismo. Arcadio Egea García, amante de la naturaleza y veterano senderista, nos muestra los 30 itinerarios a seguir para conocer los Monumentos Naturales más importantes de Granada, entre ellos, la Peña de Castril, las Cárcavas del Marchal, la Falla de Nigüelas o los Infiernos de Loja (ya aprobados oficialmente), y otros como los Tajos del río Guardal en Huéscar, los Castaños de Huéneja, los Altos de Parapanda en Illora o el Cerro Jabalcón en Zújar (pendientes de aprobación). El libro también incluye parajes y enclaves singulares, como la Sierra de la Sagra en Huéscar, la Ruta de los Olivos Centenarios en Órgiva, el Puente Hacho en Alamedilla, el Valle de Lecrín o los miradores de la Ermita en Atarfe y del Generalife en Granada.
Portada del libro de Arcadio Egea (Editorial Comarex)En total más de 80 monumentos y enclaves de nuestra provincia. Los parques naturales de Granada, su orografía y belleza, son la base de estos recorridos adaptables a todo tipo de senderistas, desde familias a excursionistas de tipo medio y expertos. Se incluyen descripciones con más de 400 fotografías y más de 30 mapas orientativos. Incansable caminante, nos acerca a la naturaleza de manera amena tras cinco años preparando este libro y décadas de experiencia recorriendo y disfrutando los senderos de nuestros Valles y Sierras granadinos. Cada uno de los 30 itinerarios que componen este libro sigue la siguiente estructura: nombre de excursión, fotografías de algunos de los puntos importantes del recorrido y del itinerario a seguir para facilitar el paseo, datos básicos del mismo, mapa-croquis, redacción detallada del recorrido en coche y la ruta a pie. Se comentan además la fauna y la flora, las características del lugar, los tipos de parajes, y otros lugares de interés medioambiental.



Publicado en http://www.granadaenlared.com/

Vota a favor del Puente del Hacho




Puedes votar el puente del Hacho como una de las 7 maravillas de Granada en :http://sp.ideal.es/maravillas/granada/index.php

Esta página ya no existe.

viernes, 19 de octubre de 2007

Presenteeen Libros

x19.10.07 -
JESÚS LENS ESPINOSA DE LOS MONTEROS

Me encanta presentar en público los libros escritos por los amigos. No sé si la cosa se me da bien, regular o tirando a mal, pero no será por falta de ganas, ilusión y cariño, desde luego. Y mira que, en las horas previas al evento, maldigo mi incapacidad para decir que no, que soy un blandengue facilón, siempre presto a meterme en todos los berenjenales que me pongan por delante, nervioso perdido.Pero es un disfrute que un amigo te llame y, con su criatura recién parida bajo el brazo, dichoso y orgulloso, te pida que la presentes al público, que colabores con él a darla a conocer, a hacerla popular, querida, buscada, comprada y, por supuesto, leída.
A lo largo de los últimos años he tenido el privilegio de presentar las novelas de tres personas que, más que amigos, ya son hermanos: Lorenzo Lunar, Antonio Lozano y Manuel Villar. Y, desde el pasado martes, a ellos se ha unido Arcadio Egea, trabajador nato, caminante infatigable y, sobre todo, una persona excepcional.Su nuevo libro, 'Monumentos naturales y parajes singulares. 30 excursiones por senderos granadinos', aúna tres pasiones: la cultural, la deportivo-recreativa y la literaria. Por un lado, se trata de dar a conocer las zonas más hermosas de nuestra provincia, propiciando un acercamiento a las mismas que implique dar un paseo de tres o cuatro horas, para desembocar en el descubrimiento de un monumento natural, paisajístico, arbóreo o humano.
A través de una descripción de los caminos muy completa, precisa y bien documentada; con el apoyo de cientos de fotografías y decenas de mapas, los itinerarios seleccionados por Arcadio son toda una invitación al hallazgo de un buen número de rincones, desconocidos de nuestra geografía, poco conocidos muchos de ellos. Durante la presentación del libro, hacía yo referencia a algunos: el Puente del Hacho, la Peña de los Gitanos y la Peña de Castril. Todos ellos tienen un nexo en común. ¿Se le ocurre cuál, amable lector? Efectivamente: son monumentos que forman parte de la selección hecha a través de IDEAL para elegir las Siete Maravillas de la Provincia de Granada.A través del libro de Arcadio tenemos la oportunidad de conocer un buen número de parajes de una singular belleza, a través de unos recorridos cómodos y sencillos, en absoluto exigentes y que, por tanto, podrán ser realizados por todas las personas, sin que sean necesarias unas cualidades físicas o atléticas especiales.
Un libro que nos permite algo tan sencillo como coger un macuto y echarnos al camino a disfrutar, durante unas horas, de la sensación de libertad que se respira en pleno campo, y siempre con el aliciente de hacer descubrimientos sorprendentes, hermosos, variados y llamativos. Un libro, en fin, que nos sirve para constatar que Granada tiene un patrimonio paisajístico, humano y cultural que la convierte, por derecho propio, en una Maravilla de Maravillas.

Publicado en http://www.ideal.es/ 19/10/07

martes, 16 de octubre de 2007

lunes, 1 de octubre de 2007

Puedes votar el Puente del Hacho como 7 maravillas


Puedes votar el puente del Hacho como una de las 7 maravillas de Granada en :

http://sp.ideal.es/maravillas/granada/index.php

Página que ya no existe

viernes, 28 de septiembre de 2007

Fotografía antigua del puente del Hacho

Autor: Antonio Carmona, fué tomada por él mismo en 1942. información recopilada de internet.

jueves, 27 de septiembre de 2007

Historia del puente del Hacho (página antigua)

Aunque la aprobación de la construcción del ferrocarril Linares – Almería data del año 1.869 y el proyecto primitivo se concluyó en 1.877, la construcción del mismo se retrasó considerablemente, ya que la concesión de la obra, se produjo en subasta pública celebrada en 1.989. Este mismo año, se constituyó la Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España para la construcción y explotación de esta vía férrea.

La construcción se asignó en último término a la compañía francesa Fives Lille, que para abaratar coste hizo cambiar el proyecto primitivo por otro definitivo, que dio lugar a la línea actual, sin las modificaciones de puentes realizadas últimamente. Esta compañía puso al frente de estos trabajos al ingeniero Leopold Cristofleau, destacado miembro del personal técnico de la mencionada empresa.

La finalización del mismo, concluyó con un puente de hierro de 623 m. de longitud y 50 m. de altura, con proyecto de la escuela de Eiffel, construido sin tornillos, solo con remaches. Tiene un pasadizo inferior a lo largo de todo el puente (a él se iban los novios a pelar la pava y los zagales a buscar palomas) y los apoyos de los extremos están sobre rodillos para absolver las dilataciones y movimientos. Actualmente está en proceso su declaración como patrimonio. Algunos jóvenes lo utilizan para hacer puenting.

Como aspecto negativo y de importancia por el impacto en la sociedad de la época, quiero reseñar el asesinato del mencionado ingeniero en Alamedilla, en donde estableció su residencia mientras se construya el puente. Este hecho se produjo el día 6 de febrero de 1.895 por tres individuos que pretendieron robar el dinero de las nóminas de los trabajadores.

A finales de 1.898, ya estaba puesto en servicio el tramo Alicún – Moreda, una vez terminada en ese mismo año la construcción del puente El Hacho y de la estación Guadahortuna-Alamedilla. El abastecimiento de agua de la estación se hacia de un pozo existente en el cauce del río Guadhortuna, mediante una pequeña instalación de bombeo, accionada mediante vapor.

lunes, 24 de septiembre de 2007

jueves, 13 de septiembre de 2007

Puente del Hacho una de las 7 maravillas de Granada

Puente de ferrocarril del Hacho en la estación de Alamedilla-Guadahortuna (1898), como excelente ejemplo de la ingeniería de comunicaciones del siglo XIX.
Construido entre los años 1889 y 1895 según un proyecto del taller del francés Gustave Eiffel, durante muchas décadas fue el puente más largo y elevado de la red ferroviaria española, con un total de 623 metros de longitud para salvar un barranco de más de cien metros de profundidad, enlazando la salida del túnel que sirve de límite a la provincia de Jaén con la estación de apeo que comparten Alamedilla y Guadahortuna. Actualmente no está en uso, ya que fue sustituido por uno más moderno en la década de 1970

http://sp.ideal.es/maravillas/granada/ficha.php?CLAVE=C26

viernes, 31 de agosto de 2007

Spot Puente del Hacho



https://www.youtube.com/watch?v=xPkVeUbCG14

Prueba de carga sobre pilotes. Puente hacho : línea de Linares a Almería

Fuente: Revist de Obras Públicas

Prueba de carga sobre pilotes. Puente hacho : línea de Linares a Almería
Alguacil Pérez, Rafael
Fuente: 1972, 119, tomo I (3092): 917-922
Toponimos: Andalucía;España
Resumen en español
Las pruebas de carga sobre pilotes suponen generalmente una gran dificultad para el ingeniero no especializado en las mismas, debido principalmente a la poca bibliografía existente sobre tema tan específico y a que dichos libros lo tratan de una manera excesivamente general. En la construcción del nuevo puente Hacho, en a línea de Linares a Almería, la cimentación proyectada sobre pilotes presentó serias dificultades técnicas, cuya causa primera fue la diversidad de terrenos en que debía asentarse, por lo que se decidió efectuar una prueba de carga sobre los pilotes, base de dicha cimentación. Las diversas incidencias en la realización de esta prueba son recogidas por el presente trabajo, cuyo estudio se divide en dos etapas claramente diferenciadas, que sirven de base para ir analizando cada una de ellas y las partes en que se subdividen, a fin de señalar el camino seguido hasta llegar al conocimiento del comportamiento real del tándem, pilote-terreno, cuyo conocimiento, expresado en unos resultados finales, dio motivo a la variación del pilotaje de cimentación proyectado.
Palabras clave:
puentes;cimentación sobre pilotes;construcción
Identificadores: Puente Hacho
Más información:
http://ropdigital.ciccp.es/detalle_articulo.php?registro=17295&anio=1972&numero_revista=3092
http://ropdigital.ciccp.es/pdf/publico/1972/1972_tomoI_3092_02.pdf

jueves, 30 de agosto de 2007

Puente del Hacho, Turismo de Granada, Cicloturismo

Fuente: Turismo de Granada.
Puente del Hacho, corazón de hierro
Gonzalo Cappa

Entre Alamedilla y Guadahortuna se levanta el Puente del Hacho, inaugurado el 22 de marzo de 1898. Los autores del proyecto fueron dos discípulos directos del arquitecto francés Gustave Eiffel. En 1979 se vendió la estructura del puente a un chatarrero de Madrid por un millón y medio de pesetas. La movilización popular de toda la comarca consiguió impedir el derribo del Puente del Hacho.

El primo pobre de la Torre Eiffel vive entre Guadahortuna y Alamedilla. Sin boato y casi en el olvido, el Puente del Hacho pervive como vestigio de cuando los trenes vertebraron el país a finales del siglo XIX, igual -salvando las distancias- que en las películas del Oeste con el omnipresente ferrocarril pero sin indios sioux y 'séptimos de caballería' de por medio.


Igual que en los western, el puente de Alamedilla también tuvo alojada dinamita en sus cimientos, aunque la historia tuvo tintes más hispanos. En 1979 se vendió la estructura a un chatarrero de Madrid por un millón y medio de pesetas. La movilización del pueblo hizo 'dinamitar' el proyecto de RENFE de demoler el puente, una labor que, de no mediar una rápida intervención, la harán el "óxido y la corrosión", según explica José Villanueva, portavoz de la Plataforma Puente del Hacho.

Para Villanueva, lo más importante es que "el puente se habilite como monumento para que se conserve". De hecho, "hace diez años, con una mano de pintura, hubiera bastado para conservarlo, porque ahora está lleno de óxido y están saltando los remaches", explica Villanueva.

El puente fue inaugurado el 22 de marzo de 1898, año en el que el Maine se hundía en Cuba y en el que las fotografías del puente recién inaugurado tenían el mismo color que el hierro del que estaba realizado. Los ingenieros y artífices del proyecto fueron dos alumnos de la escuela de Eiffel, los franceses Duval y Boutillea.

Una de las curiosidades del puente del Hacho es que, pese a ser es "el viaducto metálico más largo de España" -con 625 metros de largo y 50 metros de altura- no tiene ningún tornillo en la estructura. Tampoco lo tiene el nuevo puente que se levanta justo al lado -es de hormigón armado- que 'jubiló' al Puente del Hacho en 1970. Sin embargo, los habitantes de la zona han vuelto sus miras a la vieja estructura de los alumnos de Eiffel.

La comarca en la que se enclava Alamedilla pasa por ser, según Villanueva, "una zona abandonada y con una de las tasas de paro más altas de la provincia". Por esta razón, el puente se ha convertido para los vecinos en símbolo de la situación de los pueblos de la zona. "El puente puede ser un motor de desarrollo para la comarca", dice Villanueva. "Uno de los objetivos de la Plataforma Puente del Hacho es crear un museo del ferrocarril aprovechando las estructuras que ya existen".

Con los trenes decimonónicos 'vomitando humo' en la imaginación, se puede caminar hasta Alamedilla -a unos cinco kilómetros del puente- para visitar la iglesia mozárabe del siglo XVII. Si se elige un domingo para realizar la excursión y se llega a mediodía a la iglesia, se podrá ver a la mayoría de los habitantes del pueblo sin necesidad de que se celebre un bautizo o una boda, ya que "la costumbre de acudir a misa los domingos permanece aún muy arraigada entre los habitantes de Alamedilla". Otra triste costumbre arraigó en España durante la Guerra Civil: la de quemar las imágenes de los santos de las iglesias. Por esta razón, la casi totalidad de las imágenes del templo de Alamedilla son reproducciones en escayola de las originales. Con todo, la iglesia se está restaurando en la actualidad y, quien se acerque, verá la cúpula -de hierro, como el puente- a ras de suelo.

En los alrededores del pueblo, en dirección al túnel del Puente del Hacho, se llega al molino de Gante. Allí, la sequedad del paisaje que hasta ese momento ha acompañado al caminante se torna en un verde exuberante sólo interrumpido por el blanco de un molino, que se levanta intemporal junto a una cascada de agua que canta su monótona y rítmica canción durante todo el año.

Ya descansado, se puede retomar la jornada de nuevo sin más sombra que la de la gorra que el caminante prevenido haya tenido a bien llevar consigo. El destino: El Peñón de la Solana, una fortaleza natural que, según Villanueva, fue utilizada por los árabes para otear el horizonte y prevenir posibles razzias cristianas en la comarca.

Para llegar allí hay que recorrer unos 4 kilómetros por un sendero al que se asoman de nuevo los vestigios de un pasado no tan lejano. Son cortijos casi abandonados, en los que aún se guardan algunos animales y aperos de labranza. Este camino bordea la cuenca del río Guadahortuna, casi 'anémico' en verano pero que a partir de otoño aumenta considerablemente su caudal. Por allí suelen deambular los patos y alguna que otra tortuga taciturna que circula con parsimonia ante el caminante. Desde la lejanía, tres montículos recrean las torres de la fortaleza natural desde la que se puede contemplar la práctica totalidad de los pueblos de la comarca: Alicún de Ortega, Villanueva de las Torres o Alamedilla. Este trayecto puede ser realizado por los excursionistas sobre una bicicleta de montaña. De hecho, existe una publicación de Miguel Ángel Algarra que se llama Alamedilla en bicicleta de montaña para los excursionistas a los que estos cuatro kilómetros apenas le hayan servido para calentar las piernas.

CONSORCIO DE LOS MONTES ORIENTALES
La unión hace el desarrollo
El Consorcio para el Desarrollo de los Montes Orientales es una entidad pública surgida el 8 de marzo de 1995 de la unión entre la Diputación Provincial de Granada y 16 municipios de la comarca granadina de los Montes Orientales y dos entidades locales autónomas: Alamedilla, Alicún de Ortega, Benalúa de las Villas, Campotéjar, Dehesas de Guadix, Deifontes, Gobernador, Guadahortuna, Iznalloz, Moclín, Montejícar, Montillana, Pedro Martínez, Píñar, Torre Cardela, Villanueva de las Torres, Dehesas Viejas y Domingo Pérez. Entre otros objetivos, el Consorcio pretende la promoción, refuerzo y participación en todas aquellas actividades que contribuyan al desenvolvimiento del entorno socioeconómico de los municipios, potenciando iniciativas generadoras de riqueza y empleo y la mejora de la calidad de vida de los habitantes.

ALAMEDILLA
Un puente a la Prehistoria
"Por encontrarse este municipio en el centro de la cuenca del río Guadahortuna, debieron existir tribus prehistóricas (paleolíticas y neolíticas), pues se sabe del encuentro casual de algún 'hacha de piedra' en el Cortijo del Hacho y de una necrópolis", cuentan desde el Consorcio Montes Orientales. Por ser un lugar aislado, apartado de las grandes vías de comunicación de la provincia, "probablemente fue poco poblada por los iberos". Con los romanos pertenecía a la región bastetana. De la época visigoda, sin confirmación documentada, "se han hallado restos arqueológicos en el cortijo del Hacho, que podrían pertenecer a una ermita de los siglos V al VIII", explican desde el Consorcio. En la época musulmana, los asentamientos árabes son muy numerosos, sobre todo en lugares próximos al río. En el mismo núcleo urbano de Alamedilla existía un cementerio que hoy coincide con la iglesia. En diciembre de 1489 la zona de Alamedilla es reconquistada por tropas cristianas al mando del duque de Gor. La evolución de las distintas cortijadas citadas en los siglos anteriores hace que en el XIX Alamedilla acabe convirtiéndose en municipio. A finales de este siglo Alamedilla se beneficia de un acontecimiento de gran importancia: la construcción de la línea de ferrocarril que una Moreda con Linares-Baeza.